Jesús Bajo Sospecha – Libro

Luis Alberto Jovel

jesus-bajo-sospecha-una-uespuesta-a-los-ataques-co_publicationMuchos el día de hoy se toman el titulo de “sana doctrina”, o “apologista”, “siervo de Dios”. Lo que llama la atención, es que si a estos personajes se les pregunta un poco mas a fondo lo que creen, como por ejemplo, defender a la persona de Jesús contra los ataques de los ateos o agnósticos, se revela que su conocimiento de Jesús es paupérrimo. Saben como defenderse de los predicadores de la prosperidad, ¡¡pero no saben quien es Jesús!! Si se topan con personajes así, deben de evitarlos, y mucho menos tratarlos como lideres Cristianos. Un líder que no sabe defender al autor y consumador de nuestra fe, y las doctrinas fundamentales cristianas, no es ni de sana doctrina, ni apologista, y mucho menos siervo de Dios.

En esta ocasión, les ofrezco un libro, que aunque ya algo antiguo (19 años), es aun útil para darnos cuenta y familiarizarnos…

Ver la entrada original 177 palabras más

¿Es pecado tatuarse?

Blog Activistas de Cristo

¿Es pecado tatuarse?

Por: Will Graham

_N_13-07-14-0-51-37

Si un joven creyente quisiera hacerse un tatuaje, me gustaría hacerle algunas preguntas muy directas. Tal vez estas preguntas te puedan resultar útiles.

A lo largo de estos últimos años, he estado predicando la Palabra de Dios a los jóvenes de España. Y una pregunta recurrente que ha surgido en casi todos los campamentos cristianos ha sido: “¿Es pecado hacerse un tatuaje?” Quiero sumar mi voz al debate de hoy. Y recuerda: Me dirijo a la familia de la fe, no a los incrédulos.

Antes de empezar, quiero aclarar que yo no creo que podamos establecer una ley de Levítico 19:28 para defender una postura anti-tatuaje. Las marcas o señales hechas en el cuerpo mencionadas en este versículo tienen que ver con el ritual pagano de dolerse o lamentarse (guardar luto), no con la moda contemporánea que vivimos hoy día. Creo que el uso…

Ver la entrada original 1.080 palabras más

Falta de ambición

Al final de una predicación de Spurgeon, el famoso predicador inglés, un estudiante se le acercó y le dijo: –Comprendí perfectamente que un día tendré que encontrar personalmente a Cristo y cambiar de vida. Spurgeon le respondió sorprendido: –¿Un día? ¿Y por qué no hoy? El joven respondió un tanto avergonzado: –Antes me gustaría vivir un poco la vida. Entonces Spurgeon replicó con vehemencia: –Le falta ambición, joven. Yo en su lugar querría vivir plenamente ahora mismo y no vivir un poco mientras espero.

A menudo éste es el gran error. Creemos que cuando Jesús entra en nuestra vida dejamos de vivir. Pero sucede todo lo contrario, conocer a Cristo y tener un encuentro con él cambia la vida, es cierto, pero le da su verdadero sentido. De lo único que nos arrepentimos es de no haber experimentado antes tal cambio.

Jesús dice que vino para que los que lo escuchan tengan vida, y la tengan “en abundancia” (Juan 10:10). Esto es lo que propone a cada uno de los que se vuelven a él. Si hasta entonces sólo existía, ahora, con la vida que Jesús me da, puedo vivir una vida plena, conocer la verdadera felicidad. Pasé de la muerte a la vida (Juan 5:24).

Escuchemos el llamado de Cristo hoy, no aplacemos para mañana nuestra respuesta. ¡Nunca nos arrepentiremos!

Fuente: Amén, Amén